Pastores iraníes sentenciados a más de 10 años de cárcel por tener una iglesia en casa

La sentencia de prisión para una pareja de pastores iraníes le dió a cada uno una condena de 5 a 10 años de carcel; por parte del Tribunal de Apelaciones de la República Islámica.

El rev. Victor Bet-Tamraz y su esposa Shamiram Issavi, tienen una condena de casi 20 años entre los dos; por tener una iglesia en casa y «actuar contra la seguridad nacional».

Acusaciones como «actividades evangélicas» y «estar contra la seguridad nacional al crear y al administrar iglesias en las casas», le dieron tal sentencia a los pastores.

Dentro del mismo caso, otros tres recién convertidos a Cristo recibieron largas condenas al recibir juicio por parte de las autoridades.

El caso de ambos pastores se remonta a hace tres años atrás, quiénes debían presentarse a las autoridades por tal acción pero ellos salieron del país horas antes de la sentencia.

La pesadilla para el matrimonio cristiano comenzó en 2014 cuando oficiales vestidos de civil; irrumpieron en una celebración navideña confiscando biblias, teléfonos y documentos de identidad.

Tras un intenso interrogatorio, ambos junto con una tercera persona de nombre Hadi Asgard; se les condenó a pasar más de 60 días esperando un resultado oficial.

La sra. Issavi se le dió 5 años de prisión por «pertenencia de grupo para perturbar la seguridad nacional» y «confabulación para cometer delitos contra la seguridad nacional».

«El pastor Bet-Tamraz y Shamiram Issavi son inocentes de los cargos presentados contra ellos, pero al igual que otros cristianos en su posición, fueron condenados por ejercer su derecho a la libertad de religión o creencias», dijo Mervyn Thomas, director ejecutivo de Christian Solidarity Mundial.

Por muchos años, las ONG han pedido que se hagan juicios justos para los cristianos iraníes; sin lograr éxito alguno.

Y aunque el país considera al cristianismo como minoría religiosa, no se le deja expresar su fe con total libertad.

Comentarios

Comentar artículo